Por qué la película de ‘Veronica Mars’ puede suponer un antes y un después en el cine

Veronica Mars

‘Veronica Mars’ era una serie minoritaria. Una de mis favoritas (os la recomiendo si no la habéis visto) pero la audiencia estadounidense, en general, no compartía el mismo sentimiento. A pesar de todo llegó a aguantar tres temporadas en parrilla antes de que la CW decidiera cancelarla definitivamente. El final, emitido en mayo de 2007, dejaba muchas tramas abiertas, pero eso no importó a la cadena. Hasta aquí nada nuevo: es un proceso habitual y cada temporada se cancelan decenas de series.

Sin embargo ‘Veronica Mars’ es especial. Cuenta con un grupo muy dedicado de seguidores que no tuvieron problema en donar en una campaña de Kickstarter para hacer una película que cerrara las tramas. Pedían 2 millones de dólares y alcanzaron casi los 6 millones, superando varios récords en el camino. La película se estrena mañana, día 14 de marzo. Pero no contentos con este éxito, ‘Veronica Mars’ podría suponer un antes y un después en la historia del cine que nos afectaría a todos, incluso a los que les sea totalmente indiferente esta serie. ¿Por qué?

Antes de comenzar, y para aquellos que no hayan seguido activamente la campaña de financiación de ‘Veronica Mars’, os dejamos un resumen en cifras que explica el motivo de que todos, incluyendo Warner Bros., estemos tan entusiasmados con este proyecto:

  • 2 millones de dólares como objetivo.
  • Tardaron menos de 24 horas en superarlo.
  • 5,7 millones de dólares totales recaudados.
  • 91.585 backers.
  • El proyecto de Kickstarter con más backers de su historia.
  • El proyecto de Kickstarter que más rápido alcanzó 1 millón de dólares.
  • El proyecto de Kickstarter que más rápido alcanzó 2 millones de dólares.
  • Récord absoluto de financiación dentro de la categoría “Películas”.
  • El tercer proyecto en dinero total recaudado en Kickstarter.

Veronica Mars Crowdfunding

El “experimento” del crowdfunding

En Estados Unidos, al igual que en otros muchos países, existen dos tipos de cadenas de televisión: las cadenas generalistas y las cadenas de cable. Es habitual que las cadenas generalistas apuesten por series blandas, para todos los públicos (o casi todos) y cuyo objetivo es convencer al mayor número de espectadores a que se sienten frente al sofá cada semana. Cuanta más gente mejor, ya que más dinero pueden cobrar a los anunciantes por la publicidad que emiten en las pausas comerciales.

Las cadenas de cable no funcionan así: si bien algunas tienen publicidad (las de cable básico, como AMC) y otras no (las de cable premium, como HBO o Showtime), su principal vía de ingresos son las suscripciones. Por eso, aunque la audiencia siempre se agradece (¿para qué hacer una serie que no ve nadie?), no sienten esa necesidad de hacer productos que apelen a un público amplio. ¿Os imagináis a ‘The Wire’ en una cadena en abierto? ¿O a ‘Dexter’ en todo su esplendor, asesinando a las 10 de la noche en pleno primetime? Este tipo de cadenas de cable no consiguen monetizar sus series vendiendo anuncios, sino que buscan suscriptores y pueden permitirse hacer experimentos o apostar por proyectos que, aunque sean vistos por poca gente, lleven a estos espectadores a contratar su canal.

Con el crowdfunding todavía se va un paso más allá. Puede que los seguidores de una película o serie sean pocos, pero ¿qué ocurre si son tan apasionados y están dispuestos a aportar su propio dinero porque un determinado proyecto salga adelante? Pensémoslo con otro ejemplo. Supongamos que tenemos dos tiendas de ropa, una frente a otra. Una de ellas tiene mucha gente a diario pero poca gente compra. En la otra, en cambio, sólo entra un puñado de personas cada día pero todas ellas adquieren algo y al final dejan una importante suma de dinero cada vez que van. ¿De qué tienda preferirías ser dueño?

Para la industria del cine, la película de ‘Veronica Mars’ puede ser vista como un experimento.

El crowdfunding da directamente la respuesta a una de las grandes preguntas: vale que te guste X pero ¿cuánto estarías dispuesto a pagar por ello? Este modelo podría conllevar cambios importantes en la industria del entretenimiento, que seguramente no pierda de vista los resultados de este “experimento”. ¿Veremos más iniciativas similares? No a nivel independiente, que ya sabemos que las hay (pensemos en El Cosmonauta, una película financiada de igual manera en nuestro país), sino con las grandes distribuidoras y productoras de cine detrás.

¿Qué busca un estudio a la hora de lanzar una película? Evidentemente, ganar dinero o, al menos, no perderlo. Si los seguidores aportan una base económica con la que comenzar a trabajar, ¿dónde está el problema? Esto, sin embargo, también acarreó alguna que otra crítica en su día. A fin de cuentas, los backers están financiando un proyecto que después será explotado comercialmente por una gran compañía, como es Warner Bros. en el caso de ‘Veronica Mars’, que se llevará los beneficios conseguidos por otras vías (venta de DVD, merchandising, VOD, etc.). Lo suyo sería que se encontrara un modelo justo que repartiera las ganancias entre todos los que han apostado por un proyecto. Pero eso ya es otra debate y probablemente daría para un artículo independiente…

Nuts de Jericho En 2008, los fans de ‘Jericho’ mandaron a la cadena camiones y camiones de cacahuetes para protestar por su cancelación (imagen: Nuts.com)

Volviendo al tema que nos ocupa, yo sí que creo que éste es un modelo que puede tener futuro a nivel comercial, tanto en cine como en televisión, y lo voy a demostrar con un ejemplo. Cuando CBS canceló ‘Jericho’ hace algo más de 5 años, los fans enviaron toneladas de cacahuetes a la cadena a modo de protesta. Al final, consiguieron que le dieran un final con siete episodios adicionales. Ésa fue una de las campañas con las que los grandes ejecutivos del entretenimiento deberían haberse dado cuenta de que la gente está dispuesta a invertir dinero para ver una serie o un proyecto que les gusta. En este caso en enviar cacahuetes, vale, pero invirtiendo dinero a fin de cuentas.

¿Se animarán más series o películas a seguir el camino de ‘Veronica Mars’? No sería extraño

Terminamos este apartado con un resumen. Las cadenas, los estudios y las productoras quieren dinero (obviamente, ya sabemos que son un negocio a fin de cuentas). Si los espectadores están dispuestos a respaldar sus preferencias y sus ganas de un determinado proyecto, por muy minoritario que éste sea (y especialmente en estos casos donde, de otra forma, no saldrían adelante), ¿por qué no pueden estos invertir directamente en lo que quieren ver? Todos saldríamos ganando: los estudios tendrían su dinero y nosotros tendríamos nuestro contenido. En el caso de ‘Veronica Mars’ ha funcionado. ¿Veremos a más gente intentarlo en un futuro cercano? No me extrañaría nada. De momento, por aquí ya os hemos hablado de otros siete proyectos que ha resucitado el crowdfunding.

Estreno simultáneo y también en España

El funcionamiento de Kickstarter es muy sencillo: tú apoyas un proyecto y, a cambio, los responsables del mismo te dan una recompensa. En el caso de ‘Veronica Mars’, todos los que donaran una cantidad superior a 35 dólares se llevarían, entre otras cosas, la descarga digital de la película el mismo día de su estreno. Puede que en un principio esto no resulte llamativo, pero en un mundo en el que la distribución de ciertos contenidos de entretenimiento está geolimitado según el país en el que vivas y depende de las dichosas “ventanas de distribución”, esto no deja de ser sorprendente.

Antes de profundizar en estos dos aspectos, merece la pena aclarar que la película de ‘Veronica Mars’ se estrenará en cines en algunos países, como Estados Unidos, Reino Unido o Alemania. Para ello, WB ha hecho otro movimiento que no es nada habitual: alquilar directamente los cines donde la va a ofrecer. Los beneficios, por tanto, ya no se reparten entre el cine y el estudio, sino que se los lleva el estudio (a fin de cuentas ya ha pagado al cine por el espacio). Esto les permite saltarse la ventana de explotación de los 90 días, sobre la que hablaremos ahora. En total más de 260 cines alquilados en Estados Unidos, algo que nunca se había hecho antes. Y no olvidemos: el mismo día la película llegará por correo a aquellos que hayan aportado dinero, además de estar disponible para comprar en la red. Es una apuesta ambiciosa por parte de Warner Bros.

En España no hemos tenido tanta suerte pero sí que nos hemos llevado una sorpresa: plataformas digitales de vídeo bajo demanda (VOD) como Movistar TV, Yomvi y Wuaki, entre otras, ofrecerán mañana mismo la posibilidad de alquilar la película a través de su servicio. Desconocemos los precios que tendrá, pero ya es un paso: no sólo apuestan por un contenido exclusivo y minoritario como éste, sino que además lo hacen en España, donde siempre hemos tenido más dificultades para este tipo de cosas. Si hace unos días les criticábamos por su catálogo, hoy nos toca reconocer el mérito que tiene esta decisión.

Ventanas de explotación, no en ‘Veronica Mars’

Ventanas de distribución Las ventanas de distribución, explicadas (Infografía completa en Actibva)

Las ventanas de distribución son las culpables de que el contenido nos llegue con retraso.

Retomamos donde lo dejábamos antes: en las ventanas de explotación. En Actibva explicaban muy bien en esta infografía cómo funcionaba el negocio audiovisual. Existen cuatro ventanas y para pasar de una a otra tiene que pasar un tiempo estipulado que no se puede saltar. Por ejemplo, la primera ventana es el estreno en cines y, antes de pasar a la comercialización en DVD o Bluray (segunda ventana) tendrían que pasar 90 días. Para el estreno en PPV, en cambio, hay que esperar 120 días. Y si quieres verlo desde el ordenador, la cosa se complica: en muchos casos toca esperar hasta 1 año. Para profundizar más sobre el tema de las ventanas de explotación os recomiendo este artículo en Homelandz y éste otro en El País.

Sin embargo, y como decíamos, este modelo no se seguirá con ‘Veronica Mars’, que verá cómo se estrena en cines y en su versión digital mañana, mientras que la disponibilidad en DVD y Bluray tendremos que esperar hasta el 6 de mayo. No es la primera iniciativa que se salta el proceso habitual. En España lo vimos hace poco con ‘Carmina o Revienta‘ pero por todo el mundo ha habido más casos parecidos. En los años 80, cuando se creó este modelo de distribución e Internet no estaba ni se le esperaba, puede que tuviera sentido. Ahora, en la era de la inmediatez, ¿de verdad vamos a tener que seguir esperando por las ventanas de explotación?

Éste será otro de los aspectos que vigilarán de cerca tanto WB como otros estudios en el lanzamiento de ‘Veronica Mars’. Y no sólo ellos: Netflix hace unos meses comenzaba su campaña para eliminar las ventanas de distribución y poder ofrecer a sus clientes películas de estreno sin tener que esperar el tiempo estipulado por la industria. ¿Será ‘Veronica Mars’ la película que lo cambiará? Personalmente no soy tan optimista pero podría animar a que otros también lo intenten. Quién sabe.

Al igual que ventanas temporales, también existen ventanas geográficas en la distribución de contenidos. Una película no se estrena en cines al mismo tiempo por todo el mundo, al igual que no suele hacerse con una serie (salvo excepciones como las que comentábamos la semana pasada). Con el crowdfunding, esto ya deja de tener sentido. A la campaña de ‘Veronica Mars’ ha aportado gente de todo el mundo y lo justo es que la recompensa llegue a todos los backers el mismo día. Esto también ha producido que Warner Bros. se haya animado con un lanzamiento mundial. Sí, estamos en 2014 y lo sorprendente es que estas cosas todavía no sean habituales, pero no lo son.

El mensaje a los estudios es claro

Take my money

Por todos estos motivos, el lanzamiento de ‘Veronica Mars’ es importante para todos, incluso para aquellos que no son seguidores de la serie. No sólo ha demostrado que se pueden hacer cosas grandes e importantes con el apoyo del crowdfunding sino que también se han cargado de un plumazo las ventanas de distribución y la geolimitación de su proyecto. Para todos y al mismo tiempo, algo raro de ver en la actualidad. La industria del entretenimiento seguramente siga con detenimiento en resultado.

Señores de los estudios, el mensaje que nos deja la película de ‘Veronica Mars’ es claro: no sólo algunos espectadores queremos pagar por ver ciertos contenidos, sino que estamos dispuestos a pagar por financiarlos. Yo lo tengo claro: invertí 100 dólares y lo volvería a hacer. Mañana seré inmensamente feliz viendo el desenlace de una de mis series favoritas y sabiendo que nosotros, los fans, somos los que lo hemos hecho posible.

En Genbeta | Ocho Proyectos que resucitó el crowdfunding
En ¡Vaya Tele! | Todo sobre la película de ‘Veronica Mars’


La noticia Por qué la película de ‘Veronica Mars’ puede suponer un antes y un después en el cine fue publicada originalmente en Genbeta por María González.









Genbeta

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>